Centros de salud para niños Santander Cantabria

Acontinuacion podras contrar un centro de recursos completo para la salud de los niños y adolescentes. Este punto de informacion esta dedicado a publicar informacion que te de un conocimiento total acerca de la salud de los jovenes en Santander.

Ghanem Fawwaz Azzam
942 313 356
Castilla19 Zona B 7º H
Santander, Cantabria
Especialidad
pediatria

Esta Información es Proveída por
Jose Manuel Arce Alvear
942 313 157
Reina Victoria 39 1º D
Santander, Cantabria
Especialidad
pediatria

Esta Información es Proveída por
Alberto Bercedo Sanz
942 813 261
El Cid Campeador 9 2º B
Torrelavega, Cantabria
Especialidad
pediatria

Esta Información es Proveída por
GABINETE SANITARIO
942310331
P.º Gral. Dávila (Gpo. San Francisco), 60
Santander, Cantabria
 
DRA. PALOMA GARCÍA LÓPEZ
942310276
Calle Juan de Herrera, 19 - 6º Derecha
Santander, Cantabria
 
Suceso Docio Nieto
942 310 165
Castilla 19 Zona A 3º L
Santander, Cantabria
Especialidad
pediatria

Esta Información es Proveída por
Alfredo Cuadrado Canales
942 034 094
Av. de la Constitución 9
Muriedas, Cantabria
Especialidad
pediatria

Esta Información es Proveída por
Suceso Docio Nieto
942 310 165
Cervantes 2 3º D
Santoña, Cantabria
Especialidad
pediatria

Esta Información es Proveída por
DR. MILLÁN
942282928
Avenida Menéndez Pelayo 48 Avd. Menéndez Pelayo, 48 1º Planta
Santander, Cantabria
 
DILUVIO CATERING
942760078
José María González Trevilla, 7-9
Santander, Cantabria
 
Esta Información es Proveída por

¿Cómo puedes saber si tu bebé tiene un crecimiento normal?

A muchos padres de familia les interesa saber cuál es el crecimiento normal en los niños desde que son bebés. Si perteneces a ese grupo, te damos unas claves para que sepas más sobre qué es normal en cuanto al crecimiento infantil.

Digamos que tú y tu mejor amiga tuvieron un bebé al mismo tiempo y se la pasan comparando el crecimiento de sus bebés. Resulta que tu bebé tiene nueve meses y no parece estar creciendo tan rápido como el bebé de tu amiga, o incluso, otros bebés de su edad. ¿Estás preocupada por esto? No deberías. Recuerda que hay niños sanos de todas los colores y tallas. Cada ser humano es único y ninguno va a ser igual a otro.

La velocidad con la que crece tu hijo depende de muchos factores como la genética, la dieta y el sexo. Los niños crecen más rápido que las niñas y los bebés alimentados con fórmula en biberón, tetero o mamadera engordan más que los que se alimentan de leche materna. Apuesto que si te detienes a mirar con cuidado esos detalles, descubrirás claves. Si tu tienes una niña y tu amiga un niño, es normal que el de ella crezca más rápido. Por lo general, el pediatra hace un seguimiento del crecimiento de tu hijo usando una tabla de medidas estándar que comparan estatura, peso y el tamaño de su cabeza con otros bebés o niños de su misma edad.

¿Cómo puedes saber si tu bebé ha tenido un crecimiento normal durante su primer año de vida? Aquí te damos unas claves:

  • Durante el primer mes de vida, los bebés aumentan por lo general de 4 a 7 onzas (113 a 198 gramos) cada semana. A partir del segundo mes y hasta el sexto mes, aumentan un promedio de 1 a 2 libras (0.5 a 1 kilogramos). Y del séptimo mes a su primer año, aumentan alrededor de 1 libra (0.5 kilogramos) al mes.
  • En cuanto a estatura, los bebés crecen una pulgada (2.5 centímetros) por mes durante los primeros seis meses de vida y a partir de ahí, hasta que cumplen un año, crecen en promedio ½ pulgada (1 centímetro).

Si sucediera que tu hijo(a) pesa menos de lo esperado a cierta edad, es probable que requiera una evaluación mucho más especializada. Pero recuerda, esto te lo dirá el doctor. Sin embargo, a continuación te presentamos una referencia del National Center for Health Statistics (año 2000) para que mires si tu hijo o hija está dentro de los rangos de crecimiento normal:

De 0 a 6 meses:

  • Crecimiento promedio en estatura – de 6 a 7 pulgadas (15 a 18 centímetros)
  • Crecimiento promedio en peso – de 7 a 12 libras (3 a 5 kilos)

De 6 a 12 mes...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud

¿Cómo tratar el estreñimiento en los bebés?

El estreñimiento es más común en los niños mayorcitos, pero en ocasiones puede afectar a los recién nacidos y a los bebés de menos de 1 año de edad. Existen algunas señales que te ayudarán a saber si tu bebé está estreñido. Las heces endurecidas indican estreñimiento. No es necesariamente la frecuencia con la que hacen sus necesidades, ya que algunos bebés pueden hacerlo sólo una vez cada 3 o 4 días, y esto puede ser normal para ellos.

En ocasiones, puedes notar que parece que tu bebé siente dolores cuando trata de defecar. Esto incluye mayor movimiento de brazos y piernas, decoloración en el rostro y llanto. Un estómago inflamado o vómito excesivo también podrían ser señales de estreñimiento.

Por lo general, el estreñimiento leve puede ser tratado en casa manteniendo bien hidratado a tu bebé o, si él/ella tiene edad suficiente, agregando alimentos con alto contenido de fibra en su dieta. A continuación encontrarás algunas pautas generales —pero cada vez que tu bebé presente un dolor desacostumbrado o vómito, si el estreñimiento es de moderado a severo, o si no estás segura, lo mejor siempre es llamar a tu pediatra.

Menos de 6 meses

  • Si estás dándole el pecho a tu bebé, asegúrate de que tú estás bebiendo suficiente agua. Bebe hasta 64 onzas de agua al día.
  • Si estás cambiando de la leche materna a la fórmula, dale a tu bebé de 2 a 4 onzas (de 60 a 120 ml) adicionales de agua destilada dos veces al día entre comidas por las primeras 1 a 3 semanas. Después de 3 semanas, pregunta a tu médico si es necesario agregar más agua.

De 6 a 9 meses

  • Dale a tu bebé entre 2 y 4 cucharadas de jugo de manzana, pera o ciruela pasa entre comidas. Aumenta las cantidades lentamente con el tiempo y estate muy atenta a sus reacciones con el consumo de jugos. No pases de las 4 onzas diarias.

De 9 meses a 1 año

  • Dale a tu bebé de 2 a 4 cucharadas de ciruela pasa colada.
  • Si los jugos o las ciruelas pasas coladas no ayudan, agrega gradualmente a la comi...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud