Detección ETS - Enfermedad Transmisible Sexualmente Ferrol Galicia

No estas seguro como detectar un ETS (Enfermedad Transimisble Sexualmente)? Aqui encontraras multitud de informacion sobre diferentes metodos de detección relevantes al tema ya que es muy importante detectar una infeccion lo antes posible. Asi mismo hay una lista de expertos y especialistas en Ferrol.

DOCTOR RODRÍGUEZ-TENREIRO S.L.
981350501
C/ Carmen, 35.
A Coruña, Galicia
 
LABORATORIO CASARES S.L.
981222452
C/ San Andrés, 20 - 1º.
A Coruña, Galicia
 
LABORATORIOS DE ANÁLISIS CLÍNICOS GOYANES IGLESIAS
981275451
Av. Arteijo, 3
A Coruña, Galicia
 
FARMACIA-LABORATORIO JOSEFA
981737301
Calle Constitución, 8.
A Coruña, Galicia
 
LABORATORIO CASTRO-ACUÑA
981231304
Ángel Senra, 27.
A Coruña, Galicia
 
LABORATORIO CASTRO-ACUÑA
981231304
Ángel Senra, 27.
A Coruña, Galicia
 
LABORATORIO RAMOS S.L.
981289522
cuesta La Palloza, 3 - 1º izquierda.
A Coruña, Galicia
 
GENERAL LAB, SAU
986482537
Vía Norte, 54.
Vigo, Galicia
 
LABORATORIO POUTÁS
986221515
Calle Policarpo Sanz, 27 - 1.
Vigo, Galicia
 
ESTEVE LABORATORIOS
986228401
Simón Bolívar, 1-3.
Vigo, Galicia
 

El sexo oral y los adolescentes

Los adolescentes creen que tener sexo oral, no es tener sexo. Por alguna razón consideran que esta práctica sexual no “cuenta” como tener relaciones sexuales, ya que no hay penetración. Sin embargo, es importante que sepan que están equivocados. El sexo oral trae riesgos de enfermedades de transmisión sexual que no deben ignorarse. Aquí te contamos de qué se tratan y te damos información para acabar con los mitos que los adolescentes han creado alrededor del sexo oral.

¿Quién dijo que el sexo oral no es sexo en realidad? La hija de Marta, que tiene 16 años. Ella explica que no tiene novio, sino “amigos con derechos” y que las relaciones son pasajeras y sólo incluyen sexo oral. Para ella, esta práctica no es lo mismo que tener una relación sexual con penetración, por lo cual todavía considera que no ha iniciado su vida sexual. Ella asegura que va a esperar a estar enamorada para tener una relación sexual “completa”.

Pero así como uno no puede estar embarazada a medias, el sexo oral tampoco es una práctica sexual que no cuente. En realidad, y aunque no haya penetración del pene en la vagina, sigue siendo una relación sexual que conlleva riesgos para la salud cuando no se practica con precaución.

Es preocupante que muchos adolescentes entre los 14 y los 18 años, cada día toman como normal el establecer relaciones con otros chicos o chicas de su edad, que sólo consisten en tener sexo. No lo digo por ser moralista, sino porque esto señala la ignorancia que existe con respecto a las prácticas sexuales que pueden estar poniendo en riesgo la salud de los adolescentes.

Un estudio publicado en el Journal of Pediatric Psychology, encontró que los chicos de décimo grado son muy activos sexualmente. Pero esto no fue lo sorprendente, lo que llamó la atención es que su actividad sexual se refiere a tener sexo oral con varias personas y que además, lo hacen sin usar un condón. Los adolescentes creen que el sexo oral es una alternativa segura al sexo con penetración porque los protege del embarazo y de las Enfermedades de Transmisión Sexual –ETS-. De lo primero, seguro, pero de lo segundo, no es cierto, es un mito.

¿Cuáles son los riesgos del sexo oral?

  • Contacto de la boca con el pene y del pene con la boca: El riesgo “teórico” de hacerle sexo oral a un hombre conlleva un riesgo para quien tiene el pene en su boca si es que quien eyacula está infectado con alguna ETS. El pre-semen y el semen pueden pasárselo a la otra persona si ésta tiene alguna herida o corte en la boca. De la misma forma, existe un riesgo para quien recibe el sexo oral si la persona que lo está dando tiene alguna infección y tiene alguna herida en su boca al entrar en contacto con alguna herida en el pene.
  • Contacto de la boca con la vagina y de la vagina con la boca: El riesgo “teórico” de hacerle sexo oral a una mujer es mayor para quien pone su boca en la vagina, ya que los líquidos vaginales y la sangre infectada pueden entrar en la boca (esto incluye sangre...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud

Sexo seguro e inteligente: opciones para protegerte de las ETS

Al hablar de sexo en los adolescentes, todo el mundo quiere decirte qué debes hacer. Si crees que nadie tiene porqué decidir sobre tu vida sexual, infórmate sobre lo que debes considerar. El tener o no relaciones sexuales durante la adolescencia es una decisión que te corresponde a ti y a nadie más. Por lo tanto, el protegerte de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) también es un asunto tuyo.

En Vida y Salud lo que nos interesa es que tengas la información necesaria para que, cualquiera que sea tu decisión, sepas las consecuencias, cuáles son tus opciones para estar saludable y no contraer enfermedades de transmisión sexual.

Si eres de los que cree que las ETS sólo son un problema para los adultos y la gente promiscua, estás muy equivocado. Los jóvenes entre 15 y 24 años son los más propensos a contraerlas, tengan o no parejas estables. ¿Sabes cómo protegerte? No esperes a tener una ETS para empezar a hacerlo. Piénsalo desde antes.

Las Enfermedades de Transmisión Sexual se transmiten, como su nombre lo indica, a través del contacto sexual. La manera más efectiva de eliminar el riesgo de contraerlas es no tener sexo. Hay gente que decide esperar hasta tener una pareja estable, lo cual es una decisión muy personal. Sin embargo, teniendo en cuenta que es precisamente durante la adolescencia cuando el cuerpo está cargado de hormonas que te invitan a descubrir tu sexualidad, lo mejor es que si decides tener relaciones sexuales, que lo hagas responsablemente, con protección para que no pongas en riesgo ni tu salud, ni la de los demás. 

Protégete usando un preservativo o condón. Los condones son el símbolo del sexo seguro, especialmente los de látex, cuando se usan correctamente. Aunque lo único que te protege 100% es la abstinencia, los condones son uno de los métodos más eficientes para evitar la mayoría de las ETS y el VIH. Además, también te ayudan a evitar un embarazo no deseado. 

Aprende a conocer tu cuerpo. Así notarás si hay algún cambio en tus genitales, si algo se ve diferente (por ejemplo: erupciones, enrojecimiento, etc.) o cuando aparezcan síntomas como, comezón o picazón o ardor al orinar, entre otros. Si sientes algo extraño, acude a tu médico inmediatamente para que te examine.

Visita al ginecólogo. Para algunas adolescentes, este es un tema difícil pues no saben cómo pedir una cita con el ginecólogo sin que sus padres se enteren que ya han iniciado su vida sexual. Puedes acudir a un centro de asesoría para adolescentes y pedir una cita allí, o contactar a un ginecólogo y pedirle privacidad. Ir al ginecólogo te ayudará a saber cómo está tu salud sexual, y muy probablemente te recomiende hacerte una citología o examen de Papanicolau.

Vacúnate. Asegúrate de preguntar si necesitas algún refuerzo de la vacuna contra la Hepatitis B que te aplicaron cuando niño. Si no la has recibido, este es un buen momento. Si tienes menos de 26 años y no te han aplicado la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud