Endocrinólogos Málaga Andalucía

Los endocrinólogos son médicos especializados en diagnosticar, tratar, y prevenir los problemas hormonales de todo tipo de persona ya sea un bebe o un adulto. El tratamiento esta basado en enfocarse en la restauración del balance normal de las hormonas en tu organismo. Aqui te ofrecemos un listado de endocrinólogos en Málaga

Isabel Mancha Doblas
952 600 306
Trinidad Grund 33-35 1º Of. 1
Málaga, Andalucía
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Hospital Internacional Xanit
952 443 119
Camino de Gilabert S/N
Benalmádena Costa, Andalucía
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Pablo Carlos Mateos Gullon
956 317 672
Av. de Méjico 6 Pl. 3ª Pta. 9
Jerez de la Frontera, Andalucía
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Pablo Carlos Mateos Gullon
956 220 335
Feduchy 8-14
Cádiz, Andalucía
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Cristobal Castillo Hospital Virgen Del Mar
950 290 099
Ct. del Mamí Km. 1
Almería, Andalucía
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Clinica Quiron Malaga
952 175 030
Av. Imperio Argentina 1
Málaga, Andalucía
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Eduardo Garcia Fernandez
954 663 502
Capitán Vigueras 6 Bajo
Sevilla, Andalucía
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Manuel Parra Garcia
954 215 877
Enladrillada 17
Sevilla, Andalucía
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Jose Ramon Manzano Barrero
687 792 004
Av. Diego de Morón 3
Huelva, Andalucía
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Jeronimo Poza Herrera
953 752 192
María de Molina 3
Úbeda, Andalucía
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Trastornos de las glándulas salivales

¿Qué son?

Las glándulas salivales producen saliva y la liberan en la boca. Existen tres pares de glándulas salivales principales, relativamente grandes:

  • Glándulas parótidas: están localizadas en la parte superior de cada mejilla, cerca de la oreja. El conducto de cada glándula parótida se vacía dentro del interior de la mejilla, cerca de los molares (muelas) de la mandíbula superior.
  • Glándulas submandibular: en el piso de la boca, hay conductos que se vacían detrás de los dientes frontales inferiores.
  • Glándulas sublinguales: detrás de la lengua, hay conductos que se vacían dentro del piso de la boca.

Además de estas glándulas principales, hay 600 a 1.000 glándulas salivales menores, muy pequeñas esparcidas por toda la boca y la garganta. Se ubican bajo la piel húmeda que recubre los labios superiores, las mejillas superiores, el paladar, la región posterior de la garganta, la porción posterior de la lengua, la faringe y los senos nasales.

Algunos de los trastornos de las glándulas salivales más comunes incluyen:

  • Sialolitiasis: (cálculos de las glándulas salivales): a veces se forman cálculos pequeñísimos de calcio, llamados sialolitos o cálculos salivales. Aunque se desconoce la causa exacta de estos cálculos, a veces están relacionados con la deshidratación, que espesa la saliva; con la disminución de la ingesta de alimentos, que disminuye la demanda de saliva o con los medicamentos que disminuyen la producción de saliva, incluidos ciertos antihistamínicos, medicamentos para la presión arterial y medicamentos psiquiátricos. Algunos cálculos se alojan dentro de la glándula y causan síntomas. En otros casos, un cálculo bloquea el conducto de la glándula, parcial o completamente. Cuando esto sucede, la glándula típicamente causa dolor y se inflama (hincha) y el flujo de saliva se obstruye parcial o completamente. Esto puede estar seguido por una infección llamada sialadenitis.
  • Sialadenitis (infecciones bacterianas de una glándula salival): es una infección dolorosa que usualmente está causada por estafilococos, estreptococos, Haemophilus influenzae o bacterias anaerobias. Aunque es muy común entre los ancianos con cálculos de las glándulas salivales, la sialadenitis también puede ocurrir en bebés durante las primeras semanas de vida. Muchos factores incrementan el riesgo de esta condición, incluidos deshidratación, cirugía reciente, bebes prematuros, desnutrición, trastornos alimenticios, enfermedad crónica, cáncer, ciertos medicamentos (antihistamínicos, diuréticos, medicamentos psiquiátricos, betabloqueadores, barbitúricos y ciertos trabajos (tocar la trompeta y el soplado de vidrio). Sin tratamiento apropiado, la sialadenitis puede volverse una infección grave, especialmente en personas débiles o ancianas.
  • Infecciones virales: a veces las infecciones virales se alojan en las glándulas salivales, lo que causa inflamación en la cara, dolor y dificultad para comer. El ejemplo más común son las paperas. Sínt...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud