Endocrinólogos Toledo Castilla La Mancha

Los endocrinólogos son médicos especializados en diagnosticar, tratar, y prevenir los problemas hormonales de todo tipo de persona ya sea un bebe o un adulto. El tratamiento esta basado en enfocarse en la restauración del balance normal de las hormonas en tu organismo. Aqui te ofrecemos un listado de endocrinólogos en Toledo

Instituto Medico Integral
925 254 515
Av. Irlanda 21
Toledo, Castilla La Mancha
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Maria Pilar Sanchez De Las Heras
925 229 322
Rda. Buenavista 24 Portal 6 4º C
Toledo, Castilla La Mancha
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Iberica De Diag Y Cirugia
902 020 272
Ur. Tres Culturas s/n
Toledo, Castilla La Mancha
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Instituto Medico Integral
925 254 515
Av. Irlanda 21
Toledo, Castilla La Mancha
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Menendez Loras Luis Miguel
+34 925.226.602
CALL DUQUE DE LERMA 19
Toledo, Castilla La Mancha
 
Iberica De Diag Y Cirugia
902 020 272
Ur. Tres Culturas s/n
Toledo, Castilla La Mancha
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Iberica De Diagnostico Y Cirugia - Capio Talavera
925 722 036
Av. Francisco Aguirre 8
Talavera de la Reina, Castilla La Mancha
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Jose Joaquin Alfaro Martinez
967 505 900
Pérez Galdós 7-9
Albacete, Castilla La Mancha
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
Maria Pilar Sanchez De Las Heras
925 229 322
Rda. Buenavista 24 Portal 6 4º C
Toledo, Castilla La Mancha
Especialidad
endocrinologia y nutricion

Esta Información es Proveída por
EUROELECTRONICA 2001 S.L.
+34 925.256.296
PLAZ VECINOS 1
Toledo, Castilla La Mancha
 
Esta Información es Proveída por

Trastornos de las glándulas salivales

¿Qué son?

Las glándulas salivales producen saliva y la liberan en la boca. Existen tres pares de glándulas salivales principales, relativamente grandes:

  • Glándulas parótidas: están localizadas en la parte superior de cada mejilla, cerca de la oreja. El conducto de cada glándula parótida se vacía dentro del interior de la mejilla, cerca de los molares (muelas) de la mandíbula superior.
  • Glándulas submandibular: en el piso de la boca, hay conductos que se vacían detrás de los dientes frontales inferiores.
  • Glándulas sublinguales: detrás de la lengua, hay conductos que se vacían dentro del piso de la boca.

Además de estas glándulas principales, hay 600 a 1.000 glándulas salivales menores, muy pequeñas esparcidas por toda la boca y la garganta. Se ubican bajo la piel húmeda que recubre los labios superiores, las mejillas superiores, el paladar, la región posterior de la garganta, la porción posterior de la lengua, la faringe y los senos nasales.

Algunos de los trastornos de las glándulas salivales más comunes incluyen:

  • Sialolitiasis: (cálculos de las glándulas salivales): a veces se forman cálculos pequeñísimos de calcio, llamados sialolitos o cálculos salivales. Aunque se desconoce la causa exacta de estos cálculos, a veces están relacionados con la deshidratación, que espesa la saliva; con la disminución de la ingesta de alimentos, que disminuye la demanda de saliva o con los medicamentos que disminuyen la producción de saliva, incluidos ciertos antihistamínicos, medicamentos para la presión arterial y medicamentos psiquiátricos. Algunos cálculos se alojan dentro de la glándula y causan síntomas. En otros casos, un cálculo bloquea el conducto de la glándula, parcial o completamente. Cuando esto sucede, la glándula típicamente causa dolor y se inflama (hincha) y el flujo de saliva se obstruye parcial o completamente. Esto puede estar seguido por una infección llamada sialadenitis.
  • Sialadenitis (infecciones bacterianas de una glándula salival): es una infección dolorosa que usualmente está causada por estafilococos, estreptococos, Haemophilus influenzae o bacterias anaerobias. Aunque es muy común entre los ancianos con cálculos de las glándulas salivales, la sialadenitis también puede ocurrir en bebés durante las primeras semanas de vida. Muchos factores incrementan el riesgo de esta condición, incluidos deshidratación, cirugía reciente, bebes prematuros, desnutrición, trastornos alimenticios, enfermedad crónica, cáncer, ciertos medicamentos (antihistamínicos, diuréticos, medicamentos psiquiátricos, betabloqueadores, barbitúricos y ciertos trabajos (tocar la trompeta y el soplado de vidrio). Sin tratamiento apropiado, la sialadenitis puede volverse una infección grave, especialmente en personas débiles o ancianas.
  • Infecciones virales: a veces las infecciones virales se alojan en las glándulas salivales, lo que causa inflamación en la cara, dolor y dificultad para comer. El ejemplo más común son las paperas. Sínt...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud