Médicos del oido Barañáin Navarra

En esta pagina podras encontrar muchos medicos especializados en problemas auditivos y todo relacionado al oido o oidos en #1r#

Martinez Arellano Ana
948225356
Navas De Tolosa / Navas De Tolosa Kalea 25
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
Oscar Biurrun Unzue
948 074 050
Iturrama 28 Bajo
Pamplona, Navarra
Especialidad
otorrinolaringologia

Esta Información es Proveída por
Martinez Arellano, Ana Navas De Tolosa, 25  
948225356
Navas De Tolosa / Navas De Tolosa Kalea 25
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
Garcia Gonzalez Pablo
+34 948.175.302
AVDA PLAZA NORTE 1
Barañain, Navarra
 
Martinez Arellano, Ana Navas De Tolosa, 25  
948225356
Navas De Tolosa / Navas De Tolosa Kalea 25
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
Oscar Biurrun Unzue
948 074 050
Iturrama 28 Bajo
Pamplona, Navarra
Especialidad
otorrinolaringologia

Esta Información es Proveída por
Martinez Arellano Ana
948225356
Navas De Tolosa / Navas De Tolosa Kalea 25
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Manejar un convertible puede afectar el oído

A pesar de lo divertido y emocionante que pueda resultar el viajar en un convertible, estudios recientes han demostrado que manejar estos autos con el techo abajo puede afectar la audición masculina. Aquí te contamos más detalles sobre estos descubrimientos y algunas recomendaciones generales para que cuides tus oídos.

- Paco, ¿te has enterado que manejar un convertible puede afectar tus oídos?

- Disculpa, ¿qué has dicho?

- Que manejar un convertible puede afectar tus oídos

- ¿Cómo? No te escucho.

¿Será que a Paco ya le ha afectado andar tanto en su carro con el techo abajo? Esa es la parte más emocionante al andar en un convertible, pero no parece ser la más saludable, sobre todo cuando estás en lugares muy transitados y especialmente donde pasan vehículos muy ruidosos como camiones y motocicletas.

El manejar un convertible con el techo abajo a 55 millas (88 kilómetros) por hora o más puede incrementar el riesgo de perder la audición con el tiempo, debido no sólo al ruido que genera el viento sino también el que se escucha al pasar o ser pasado por otros vehículos.

Esto de acuerdo a un estudio desarrollado por unos investigadores del Saint Louis University School of Medicine, que midieron el nivel de sonido en cinco marcas de convertibles diferentes, con el techo abajo y sin bajar, a velocidades de 55, 65 y 75 millas por hora (88, 105 y 120 kilómetros por hora).

En todos los casos, los científicos detectaron que cuando estos carros llevaban el techo abajo, sus conductores quedaban expuestos a más de 85 decibeles, que indica el volumen máximo de sonido que se considera saludable. El estar expuesto a más de 85 decibeles puede ser perjudicial para los oídos.

En este sentido, por ejemplo, cuando viajaban a 75 millas por hora con el techo abajo, los decibeles fueron de 89,9, similar a los que produce una aspiradora, una cortadora de pasto y la música alta. Imagínate que una conversación normal se produce a alrededor de 60 decibeles y la alarma de una ambulancia es de 120 decibeles. Por eso, la recomendación es de utilizar el techo elevado cuando se viajan trayectos largos.

Estos hallazgos coinciden con otros descubiertos hace unos años por investigadores del Reino Unido. En ese caso, otra de las recomendaciones que ayudaba a reducir el volumen del ruido al cual están expuestos los conductores era levantar el vidrio de las ventanas, aun cuando se mantenía el techo abajo (¡a pesar de lo ridículo que eso pueda parecer a la vista!).

A medida que envejeces, tu cuerpo también lo hace y una de las maneras en que puede demostrarlo es a través de la audición. Por eso, muchas personas mayores o no oyen bien o no escuchan. Lo que estos estudios han descubierto es que manejar un convertible hace que estés expuesto a más ruidos, lo que aumenta tus posibilidades de tener problemas para oír (escuchar) a medida que pasa el tiempo.

Esto también puede pasarte si estás expuesto a ruidos muy elevados durante mucho tiempo, aunque no ma...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud