Nutricionista infantil Tudela Navarra

Los nutricionistas infantiles suelen sugerir una dieta balanceada y variada para el crecimiento y la alimentación de los jovenes. Esta site es el punto de informacion para los padres u otros interesados en responsabilizarse mas en la salud nutritiva de el joven en Tudela. Asi mismo encotraras como cuidar de la salud de tu joven y educarlos en lo que comen dia a dia.

MARIA ISABEL LIZAR ARANDA
948411129
Barrio Verde, 16
Tudela, Navarra
 
SONIA AGUIRRE VILLAFRANCA
948412248
Avenida Zaragoza, 9
Tudela, Navarra
 
AGUAMARINA
948411900
Don Miguel Eza, 11.
Tudela, Navarra
 
HERBORISTERÍA SAN ANTÓN
948228077
Calle San Antón, 40 - bajo
Pamplona, Navarra
 
DR. PEDRO VOLTAS JURADO
948171628
Benjamín de Tudela, 12 - 1º B - 1º C
Pamplon, Navarra
 
JUAN JOSÉ BLASCO BL
948827697
Avenida Central , s/n.
Tudela, Navarra
 
AGUAMARINA
948411900
Don Miguel Eza, 11.
Tudela, Navarra
 
nutrivia. Asesoramiento Dietético y Nutricional
653 853 104
Iturrama 34 - 36 Bajo
Pamplona, Navarra
 
nutrivia
653 853 104
C/ Iturrama 34 - 36 bajo
Pamplona, Navarra
 
Asesoramiento nutricional. Dietista-Nutricionista Luis Alberto Robles
606.29.13.94
Bartolomé de Carranza 48 5ºI
Pamplona, Navarra
 

El arte de hacer comida para bebés

Como nueva mamá, lo que más quieres es lo mejor para tu bebé y ¿qué mejor manera de alimentar a tu hijo que con comida hecha en casa y preparada con mucho amor? Hay varias razones a favor de preparar la comida para el bebé tú misma. Puedes ahorrar dinero, controlar los ingredientes y seleccionar comida fresca y orgánica para alimentar a tu niño.

Si tu bebé está listo para empezar a comer alimentos sólidos (de 4 a 6 meses) y si acabas de empezar a aprender a hacer comida casera de bebé, lo principal es no complicar las cosas. En un principio, es posible que a tu bebé no le gusten los alimentos sólidos, pero sigue tratando. No le des más de un tipo nuevo de comida a la semana. Ofrécele a tu bebé el mismo alimento nuevo cada 4 a 5 días y observa si desarrolla alguna reacción alérgica. No hay necesidad de endulzar, agregar sal o especias a los alimentos de tu bebé. En realidad, si haces que empiecen comiendo alimentos sosos y sencillos, no se tendrán ansias de comer alimentos exageradamente endulzados o salados.

Es estupendo darle a tu bebé alimentos preparados en casa, pero no te preocupes si estás demasiado ocupada. Está perfectamente bien comprar alimentos saludables, preenvasados. Simplemente recuerda de revisar primero el contenido nutricional en las etiquetas.

Si decides prepararlos tu misma, recuerda que la limpieza y la seguridad de los alimentos son de suma importancia en la preparación de la comida del bebé en casa. No te olvides de lavarte las manos antes de manipular cualquier alimento y asegúrate de hacerlo en una superficie limpia con utensilios, ollas y sartenes limpios.

Una cosa que necesitarás comprar es un procesador de alimentos para moler y hacer puré, o si en su lugar, puedes usar moledores de alimentos manuales diseñados especialmente para preparar alimentos para bebés. Lava y pela todo los alimentos antes de prepararlos. Córtalos en pedazos pequeños. Prepara los alimentos al vapor cuando sea posible, ya que se pueden perder muchos nutrientes cuando se hierven. Cuando el alimento ya esté preparado, muélelo y hazlo puré con el procesador de alimentos o el moledor manual.

Se recomienda hacer pequeñas cantidades de comida a la vez, ya que el paladar de tu bebé se está acostumbrado a muchos alimentos, sabores y sensaciones nuevas y no quieres que te sobre una gran cantidad de pollo y de calabacín en puré si tu bebé no los aceptó con demasiado agrado. Por otro lado, cuando encuentres los alimentos que le gusten a tu bebé, considera almacenar una pequeña cantidad y así ahorrarás tiempo en cocinar y preparar en el futuro.

Si decides congelar o enlatar la comida hecha en casa, asegúrate de prepararla y almacenarla con cuidado, ya que el sistema inmunológico de tu bebé es vulnerable y susceptible a las enfermedades. Almacena la comida extra echándola con una cuchara en una cubiteras de hielo, congelándola y, una vez congelada, colocándola en una bolsa para congelar. No te olvides de ponerle una etiqueta con la fechar a...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud

Leche materna, el mejor alimento para tu bebé

Tu hijo acaba de nacer y se encuentra por primera vez en tus brazos. ¡Qué emoción! ¿Y ahora qué haces? Déjate llevar por el momento y dale lo mejor que tienes, tu abrazo y tu leche materna.

No lo dudes ni un segundo, la leche materna es lo mejor que tienes para ofrecerle a tu hijo recién nacido.

La leche que producen tus senos es el alimento perfecto para tu bebé porque contiene todo lo que él necesita: vitaminas, minerales, enzimas digestivas, proteínas, carbohidratos y grasas. También tiene los anticuerpos necesarios para fortalecer su sistema inmunológico (de defensa) y protegerlo de infecciones y enfermedades. Y si tu hijo toma leche materna durante los primeros seis meses de vida, tiene menos posibilidades de sufrir otras enfermedades cuando sea grande, como eczema, asma, diabetes, obesidad, colesterol alto e hipertensión.

Durante los primeros seis meses, la leche materna es casi el único alimento que tu bebé puede recibir. Su estómago aún no puede digerir la leche de vaca ni ningún otro líquido que le quieras dar. Si le das jugo o agua, le provocarán cólicos y diarrea. Y ni pienses en darle alimentos sólidos, será peor. Aparte de la leche materna, lo único que tu bebé podría tomar durante los primeros meses es la leche de fórmula. Sin embargo, si tienes tu propia leche para darle, siempre será la mejor opción, pues se ha comprobado que la leche de fórmula no puede brindarle a tu bebé los anticuerpos que tiene la leche materna.

El darle pecho a tu bebé es la mejor forma para conectarte emocionalmente con tu bebé. Aunque no lo creas, él te reconoce y el sentirte cerca lo alimenta emocionalmente y beneficia su desarrollo. Además, amamantar a tu hijo no sólo es bueno para él sino también para ti, pues te ayuda a recuperarte más rápido del parto, y reduce tus riesgos de cáncer de seno y de diabetes.

¿Para qué necesitas más si la leche materna lo tiene todo? Sólo necesitarás complementarla con vitamina D para que tu hijo absorba mejor el calcio de t...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud