Tratamiento cancer de los huesos Gijón Asturias

Sufres de mucho dolor en los huesos y no sabes su causa? Podria ser cancer en los huesos o no? Pues para mas informacion continua leyendo y descubre aqui sobre ciertos detalles de esta condición. Consulta aqui a medicos en Gijón sobre tus dolores de hueso.

Farmacia Maria Luisa Braga Blanco Alonso Ojeda, 16  
985384412
Alonso De Ojeda 16
Gijon, Asturias

Esta Información es Proveída por
Junquera Y Diz S.L.  
985161666
Palencia 1
Gijon, Asturias

Esta Información es Proveída por
Plantasana S.L. Marques De Casa Valdes, 46  
985336147
Marques De Casa Valdes 46
Gijon, Asturias

Esta Información es Proveída por
Farmacia Carmen Maria Montes Alvarez Alfredo Truhan, 6  
985351637
Alfredo Truan 6
Gijon, Asturias

Esta Información es Proveída por
Pedro Oria Alvarez  
985344506
Alvarez Garaya 6
Gijon, Asturias

Esta Información es Proveída por
Diaz Lopez Jose Maria
985368222
Enrique Martinez 3
Gijon, Asturias

Esta Información es Proveída por
Braga Blanco Maria Luisa
985163856
Alonso De Ojeda 16
Gijon, Asturias

Esta Información es Proveída por
Ignacio Dominguez-Gil Juliana
985 365 122
General Suárez Valdés 40
Gijón, Asturias
Especialidad
traumatologia y ortopedia

Esta Información es Proveída por
Jose Robledo Roces  
984190955
Conde Toreno 54
Gijon, Asturias

Esta Información es Proveída por
Llera Diaz Maria Isabel
985344051
Asturias 10
Gijon, Asturias

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Enfermedad ósea (en los huesos) de Paget

¿Qué es?

Los huesos del cuerpo se rompen continuamente y se vuelven a formar nuevamente mediante un proceso natural y estrictamente equilibrado llamada remodelación ósea. Esta remodelación ósea también ocurre en respuesta al estrés o a una lesión en el hueso. Por ejemplo, el ejercicio de levantamiento de pesas ayuda a aumentar la formación ósea.

En la enfermedad ósea de Paget, se rompen más huesos que lo normal y se forman más huesos nuevos que lo usual. Estos cambios en el hueso pueden causar agrandamiento y deformación óseos. El nuevo crecimiento óseo tiende a ser más blando y más frágil que el hueso normal, y puede desarrollarse en un patrón menos sistemático; por esta razón, el hueso puede fracturarse. Los huesos largos, especialmente las piernas, tienden a arquearse y el cráneo podría agrandarse, particularmente sobre la frente.

La enfermedad de Paget es el segundo trastorno óseo más común en personas mayores de 50 años, después de la osteoporosis, y en raras oportunidades se diagnostica en adultos jóvenes.

Aunque se desconoce su causa, la genética influye porque la enfermedad a veces se da en miembros de una misma familia. La investigación sugiere que un virus que causa un desarrollo lento podría desencadenar la enfermedad, algunas células en los huesos de las personas con la enfermedad de Paget parecen estar infectados con este virus. No obstante, este virus aún no ha sido identificado.

La condición es rara en ciertas partes del mundo, como Japón, pero es más común en Estados Unidos y Australia. En Estados Unidos, se estima que el 10% de las personas mayores de 80 años padecen de la enfermedad de Paget.

Alrededor del 20% de las personas, se ve afectada solo en una de las siguientes áreas del cuerpo: la columna vertebral, la pelvis, los glúteos, la parte inferior de las piernas o el cráneo. El resto del cuerpo se ve afectado en varias regiones. En casos serios, las complicaciones pueden incluir sordera, insuficiencia cardiaca congestiva (causada por el flujo sanguíneo adicional debido al hueso enfermo), un nivel elevado de calcio y cáncer en los huesos.

Síntomas

Se estima que el 70% de las personas con la enfermedad ósea de Paget no presenta ningún síntoma. Es más probable que los síntomas se manifiesten en personas con varias áreas afectadas del cuerpo. Los síntomas pueden incluir:

  • dolor y calor en los huesos
  • dolor de cabeza
  • cabeza agrandada
  • arqueamiento de las piernas
  • pérdida de la audición

Diagnóstico

Dado que muchas personas con la enfermedad de Paget no presentan síntomas, la condición a menudo no se descubre hasta que por otra razón usted se hace una radiografía o un análisis de sangre (llamado fosfatasa alcalina) que sugieren la probable presencia de la enfermedad. Si su médico cree que usted podría tener la enfermedad ósea de Paget, análisis específicos de sangre y orina pueden medir los niveles de ciertos subproductos de la formación y la descomposición óseas, y además podrían hacerse rad...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud